Cómplices

Miguel Del Amo 29/10/2020 126
La batalla está en convencer a los indecisos que se limitan a mirar
Salud amigos de reflexiones en positivo. Salud amigos de Tabarnia Radio.
 
Decía Albert Einstein: 'La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal sino por las que se sientan a ver lo que pasa'.
 
Hombre, yo corregiría un poco a Albert Einstein, al menos en esta frase, porque evidentemente las personas que hacen el mal son muy peligrosas, más peligrosas, pero tiene razón. Tenía razón Einstein. Las que de verdad deciden, las que de verdad inclinan la balanza son las que se sientan a ver lo que pasa..
 
Él lo decía por la Alemania Nazi, pero es que eso lo podemos trasladar a otros momentos de la historia como la más reciente, Cataluña.
 
Aquellas manifestaciones de dos millones de catalanes que no se sabían muy bien que pedían, unos democracia, otros un nuevo estatuto, otros independencia, pero bueno, eran muchísimas personas a las últimas, con trescientas mil personas que de verdad son los acólitos, los fieles, los convencidos, los que quieren la independencia pase lo que pase, aunque sea lo peor para la mayoría de catalanes, pero ellos son los convencidos y eso es lo que quieren.
 
Pero hay una inmensa mayoría que no es ni independentista ni no independentista, simplemente se sientan a ver lo que pasa.
 
Y eso es lo que pasó hace tres años, aquel 1 de octubre, donde esa balanza se inclinó al lado secesionista porque muchas personas que no son independentistas se apuntaron a caballo ganador.
 
Pero no son independentistas. Aquellas personas han desaparecido, al menos políticamente. Están calladitas y se les puede convencer si el fiel de la balanza es el contrario.
 
Por muy polarizada que esté la cosa al final son voces de políticos profesionales, de perfiles de redes sociales, pero la inmensa mayoría de los catalanes no es ni una cosa ni otra. Lo que quieren es vivir mejor, vivir mejor en esos tiempos tan complicados. Quieren llegar a final de mes y si es con cincuenta euros porque les sobra pues mucho mejor. Y el relato que les convenza será el relato que apoyen.
 
Así que nosotros, los que no somos independentistas, tenemos que ponernos manos a la obra y convencerles de que lo mejor es la unión, no por capricho sino por pragmatismo, por que es lo mejor para ellos, para nosotros, tanto para los Catalanes como para el resto de España, el resto de Europa y del mundo.
 
La unión es mucho mejor, al menos en este caso de los catalanes, así que, no sé si equidistantes o, como dijo Einstein, cómplices, pero ahí está la batalla. En esas personas que ni fu ni fa, pero que, sumándoles, son mayoría.
 
Muchas gracias, y salud.